La importante relación del suelo, las plantas, los microorganismos y la biotecnología en la agricultura moderna

0
351

San Juan, Puerto Rico (viernes, 1 de septiembre de 2017) – Una nueva rama de la ciencia, la ciencia del suelo, o “soil science” en inglés, nos ha confirmado que los microorganismos son de vital importancia para mantener la fertilidad y sanidad de los suelos y plantas, jugando estos un papel principal en el desarrollo de cultivos saludables y vigorosos. Esta ciencia nos enseña además que el suelo es un elemento vivo, donde viven millones de macro y microorganismos, entre otros, y donde ocurren muchísimos procesos biológicos, químicos y físicos casi imperceptibles a simple vista, pues ocurren en su mayoría fuera de la vista de los seres humanos.

La reproducción y uso de microorganismos para la agricultura gana importancia día a día, por los resultados documentados de su aplicación como alternativa a fertilizantes y plaguicidas de procedencia sintética. El impacto de ciertos químicos sintéticos a través de muchos años utilizados al margen de su uso recomendado, sumado al impacto que naturalmente tiene la agricultura industrial en el suelo, entre otras razones, han tenido como resultado la reducción de la carga microbiológica de los suelos, creando deficiencias de nutrientes y un lugar apto para el desarrollo de ciertas plagas y patógenos antagónicos, tanto para las plantas y humanos, como para el suelo.

¿Te has preguntado por qué las montañas y bosques de nuestro hermoso Puerto Rico siempre están verdes, mas sus árboles dando frutos sin necesidad que nadie les abone? He aquí un ejemplo vivo de esa parte de los procesos del suelo que no ve el ser humano: la relación entre el suelo, las plantas, los microorganismos, los nutrientes y un ambiente de control de plagas y enfermedades que se da de manera natural, sin la intervención de la mano del hombre.

Utilizando este conocimiento, el hombre se ha dado a la tarea de crear soluciones a problemas en la agricultura moderna imitando procesos biológicos, químicos y físicos que ocurren de manera natural en los suelos. La reproducción en laboratorios de hongos endofíticos, bacterias endofíticas, y micorrizógenos, entre otros, son el resultado de esa observación y conocimiento. Se utilizan organismos vivos que ayudan a crear y/o hacer disponibles nutrientes y/o a controlar plagas y enfermedades de manera natural en los suelos, reproduciéndoles en laboratorios y haciéndoles accesibles comercialmente a los agricultores.

En esta última parte es que entra la ayuda de la biotecnología. ¿De qué trata la biotecnología? Es una ciencia que cuenta con una gran diversidad de disciplinas y ciencias como: la biología, agronomía, ingeniera, veterinaria entre otras. Parte del aporte de la biotecnología es reproducir organismos vivos y/o modificar organismos vivos (como por ejemplo la insulina que utilizan los diabéticos es GMO) para brindar soluciones a diferentes problemas que enfrenta nuestra especie.

Un ejemplo de algunos microorganismos benéficos reproducidos en laboratorio utilizados como fertilizante biológico son los rhizobium o rizobios. Los rizobios se sitúan en el suelo y adhieren a las plantas y tienen como función afianzar el nitrógeno atmosférico del aire para ponerlo a disponibilidad. Otro ejemplo, pero de microorganismos como bio controladores, lo son los bacillus o bacilos. Este tipo de microorganismos se encargan de destruir la morfología de los nematodos más jóvenes, teniendo la capacidad de suprimir una colonia entera de huevos formados por los nematodos. Otros microorganismos endófitos, como las micorrizas, tienen la posibilidad de estimular el desarrollo y crecimiento de las plantas proveyendo principalmente nutrientes minerales y agua, aparte de ayudar en la formación radicular.

Existen muchísimos más ejemplos de microorganismos benéficos siendo utilizados en la agricultura hoy día. Es importante que los agricultores nos eduquemos sobre estas nuevas alternativas, pues ya somos muchos los que sentimos el impacto de suelos con deficiencias de nutrientes, y una constante resistencia de algunas plagas y enfermedades a lo que antes nos funcionaba. Eso es sin todavía ver el beneficio añadido de que no hay contaminación asociada al uso de esta tecnología, más tenemos alimentos saludables y libre de tóxicos. Tener una agricultura que cause menor impacto al medio ambiente y a la vida es posible. Eduquémonos y sembremos con ciencia y con conciencia. Nosotros y las generaciones futuras dependemos de ello.

Suscríbete al Informe Mañanero
Recibe nuestro editorial directamente en tu correo electrónico. Entérate de lo más reciente en el campo agrícola de Puerto Rico. Noticias, reportajes, festivales y muchos otros temas.
Respetamos tu privacidad. Informe Agrícola no compartirá ni venderá tu informacion a terceras personas.
- ANUNCIO -