¿Cómo se cultiva la sandía por hidroponía?

Una opción ideal para cultivar este fruto en casa es la hidroponía, ya que gracias a esta técnica es posible cubrir lo requerimientos de la planta y optimizar todos los recursos.

0
1199

Isabela, Puerto Rico (lunes, 19 de febrero de 2018) – La sandía también conocida como patilla , aguamelón o melón de agua pertenece a la familia de las cucurbitáceas al igual que la calabaza, el calabacín y el pepino. Este fruto proviene de un planta rastrera anual, la cual puede llegar a medir hasta cuatro metros de largo dependiendo de la variedad y la técnica de cultivo.

Su nombre científico es Citrullus lanatus y se caracteriza por presentar hojas grandes en forma de aproximadamente de 20 centímetros de ancho y 15 centímetros de largo, las cuales tienen una coloración verde intensa; además cuenta con pequeñas flores amarillas de apenas cuatro centímetros de diámetro de donde brotan los frutos que, dependiendo de la variedad pueden alcanzar un tamaño de 80 centímetros y desarrollar una forma ovoide o redonda; además estos pueden tener una coloración verde uniforme o exponer algunas franjas en la cáscara.

Origen y Cualidades

- ANUNCIO -

Este fruto se originó en el desierto del Kalahari en África, lugar donde era muy apreciada por su alto valor nutritivo y de donde se expandió a distintas regiones como Europa, Asia y América. En la actualidad, la sandía se cultiva prácticamente en todo el mundo principalmente en lugares donde las condiciones climáticas son cálidas y poco lluviosas.

Otra de las cualidades que tiene la sandía es que se puede adaptar fácilmente, siempre y cuando se le aporten las condiciones adecuadas para su crecimiento, esto implica poca humedad, suelos con buen drenaje y buena iluminación. Una opción ideal para cultivar este fruto en casa es la hidroponía, ya que gracias a esta técnica es posible cubrir lo requerimientos de la planta y optimizar todos los recursos.

Cultivo

Para llevar a cabo su cultivo sólo se necesitan los siguientes materiales: semillas de sandía (la variedad va a depender de la región y de las necesidades del productor); una cama de cultivo o un contenedor similar; una mezcla de sustrato franco arenoso de 70 por ciento peat moss y 30 por ciento agrolita; agua y solución nutritiva para flores.

El primer paso es ubicar un sitio en el hogar para colocar la cama de cultivo, es importante que éste reciba por lo menos 12 horas de luz solar al día, ya que la sandía necesita de climas cálidos para su correcto crecimiento. Una vez situado el lugar hay que preparar el sustrato, para esto hay que humedecerlo un poco con agua y colocarlo dentro del contenedor.

Cuando el sustrato esté listo es momento de introducir las semillas, se recomienda poner una planta por contenedor, esto significa que dentro de la cama de cultivo sólo se debe poner de una a cuatro semillas para asegurar el éxito en la producción. Durante su periodo de germinación y hasta la floración es importante regar a la planta de forma constante para beneficiar el desarrollo radicular.

Las semillas comenzarán a brotar en los primeros siete o 10 días, cuando éstas hayan alcanzado una altura de 10 centímetros o tengan dos pares de hojas verdaderas es momento de incluir la solución nutritiva en los riegos para estimular el crecimiento de los frutos. La cosecha se puede llevar acabo después de los 40 o 45 días después de la floración, cabe destacar que el punto de madurez se presenta cuando el peciolo del fruto está seco.

- ANUNCIO -Informe Agrícola no se solidariza necesariamente con las expresiones vertidas en el artículo. Nos toca a todos, individualmente, estudiar la información y asumir postura al respecto.