GMOs -cultivos transgénicos, estudios recientes y sus implicaciones a la salud

0
746

Los GMOs, “genetically modified organisms”,por sus siglas en inglés, son organismos que han sido genéticamente modificados (su ADN ha sido alterado); también se les conoce como transgénicos.

La ingeniería genética se ha usado para crear cultivos que se adaptan a condiciones climatológicas extremas, son resistentes a patógenos, su proceso de descomposición es más lento y/o con mejores propiedades nutricionales. Pero la realidad actual es que los cultivos que dominan son de aquellas plantas que han sido modificadas para tolerar la aplicación de herbicidas o las que producen su propio insecticida. Actualmente a nivel mundial hay 180 millones de hectáreas sembradas con estos cultivos.

- ANUNCIO -

Estos cultivos dejan de ser regulados una vez su composición y nutrición demuestra ser equivalente a la especie original. Básicamente se compara la cantidad de proteína, carbohidratos, vitaminas y minerales; no se incluyen los residuos de pesticidas que estos podrían tener. Se han realizado estudios comparando los alimentos convencionales con su versión transgénica con maíz, soya, papa, algodón y arroz, y se han demostrado diferencias metabólicas entre estos. En otra investigación se alimentó a ratas con maíz transgénico NK 603 (tolerante a glifosato) durante dos años; el resultado fue que estas tuvieron mayor incidencia de tumores en los senos, problemas hepáticos y del riñón. Recientemente se realizó otro estudio sobre las diferencias a nivel molecular, maíz transgénico NK 603 y la especie original; el mismo reflejó un aumento en las poliaminas. Las poliaminas son componentes celulares importantes en la proliferación, diferenciación y apoptosis (muerte celular programada). El mismo estudio también demostró cambios en las proteínas y metabolitos del transgénico son indicativos de un aumento en el estrés oxidativo.

El estrés oxidativo ocurre cuando se producen más radicales libres que los que el cuerpo tiene la capacidad de neutralizar. Nuestras células están expuestas al estrés oxidativo y radicales libres a diario. Tenemos varios mecanismos de defensa glutatión (el principal antioxidante de las células), vitaminas C y E, y enzimas (proteínas que catalizan las reacciones químicas) antioxidantes como la catalasa. Estos mecanismos hacen que tengamos un equilibrio dinámico.

De acuerdo a estudios científicos se ha determinado los mecanismos por los cuales el estrés oxidativo conlleva a la inflamación crónica. Esta inflamación a su vez se ha vinculado con enfermedades crónicas como el cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares, neurológicas y pulmonares. El estrés oxidativo puede activar una variedad de factores de transcripción genético lo cual puede conllevar a la expresión de más de 500 genes diferentes. La acumulación de daño al material genético conlleva a mutagénesis y la expresión de enfermedades hereditarias, enfermedades degenerativas o procesos carcinogénicos. La activación de vías de inflamación que pueden llevar a la transformación de una célula normal a una de un tumor.

Todavía nos falta mucho por aprender acerca de los transgénicos, pero cada día son más los estudios que los vinculan con efectos adversos a la salud. ¿Vale la pena arriesgarnos? Si en Puerto Rico tenemos muchos agricultores que no sólo producen cosechas que no son transgénicas, sino que muchos lo hacen de forma orgánica y ecológicamente responsable. Como consumidores es nuestra responsabilidad saber de dónde vienen nuestros alimentos y cómo son procesados, pues a fin de cuentas es nuestra salud. Consumir productos procesados en nuestra Isla no sólo nos favorece como consumidores al recibir alimentos frescos y de alta calidad, sino que también apoya la economía local.


Referencias

Doull, J. et al. 2007. Report of an Expert Panel on the reanalysis by of a 90-day study conducted by Monsanto in support of the safety of a genetically modified corn variety (MON 863). Food Chem Toxicol 45: 2073–2085.

Kryston, T. B.  et al. 2011. Role of oxidative stress and DNA damage in human carcinogenesis. 711(1-2): 193–201

Mesnage, R. et al. 2016. An integrated multi-omics analysis of the NK603 Roundup-tolerant GM maize reveals metabolism disturbances caused by the transformation process. Scientific Reports 6, Article number: 37855 (2016) doi:10.1038/srep37855

Reuter, S. et al. 2010. Oxidative stress, inflammation, and cancer: How are they linked?. Free Radical Biology and Medicine. 49(11): 1603-1616.

Seralini, G. E. et al. 2011. Genetically modified crops safety assessments: present limits and possible improvements. Environ Sci Eur 23: 10.

Spiroux de Vendomois, J. et al. 2010. Debate on GMOs health risks after statistical findings in regulatory tests. Int J Biol Sci 6: 590–598.

- ANUNCIO -Informe Agrícola no se solidariza necesariamente con las expresiones vertidas en el artículo. Nos toca a todos, individualmente, estudiar la información y asumir postura al respecto.