¿Qué sucedió con la caña en Coloso?

Nos preguntamos, ¿para que invierten 9 millones si no tenían los otros 60 millones que se necesitan para terminarlo?

0
1864

San Juan, Puerto Rico (16 de julio de 2017) – Hablando un poco de historia, debemos saber de sus comienzos antes de abundar en lo que pasó en la actualidad.  Sus inicios se remontan para el 1830 como La Hacienda Caño Las Nasas, ubicada en la llanura circunvalada por los montes de Aguadilla, Aguada y Moca. La llanura es bañada por dos ríos, de este a oeste el Rio Culebrinas y de norte a sur por el Rio Caña.  Comenzó como una hacienda de moscabado.   El azúcar moscabado o moscovado es una azúcar morena que se obtiene de la caña y casi no sufre refinamiento. Este azúcar, también llamado muscovado, azúcar de Barbados o azúcar húmedo, no tiene nada que ver con el azúcar moreno que encontramos en los supermercados, supera muchísimo su calidad y sus cualidades organolépticas precisamente por no haber pasado por el refinamiento del azúcar común una vez limpio de impurezas. Se convirtió en la segunda central azucarera establecida en Puerto Rico en 1875.

El segundo dueño de la hacienda don Luis de Medina la adquirió con un trapiche de bueyes. Luego fue comprada por don Ángel L. Santori quien instaló un trapiche de vapor. Fue adquirida por don Emilio Vady que la bautiza como “Coloso”. En el 1871 monto un molino y en el año 1875 siguió introduciendo maquinaria y aumentando así la producción de bocoyes, el azúcar y el ron producido les produjo buenos precios por su calidad.  En el 1895 cae en el abandono. En el año1897 la adquiere José Amell Massó quien reagrupa esta con los ingenios Josefa, La Concepción y Las Gracias y la consolida con su Central Monserrate. Traslada el equipo de esta a la Coloso debido a su mejor localización y funda la Central Coloso.

A harvester hacks at sugar cane with his machete in Puerto Rico on June 10, 1948. A gang of workers can cut a field in an hour. (AP Photo/Hamilton Wright, Puerto Rico Government)
- ANUNCIO -

Fue comprada por los franceses en 1904, la Coloso es incorporada como la Sucrerie Centrale Coloso de Porto Rico. En el 1915 cambia de dueño, la familia Bianchi y de nombre a “West Puerto Rico Sugar Co.”. En el 1921 bajo un plan de reorganización de la corte federal de Estados Unidos de América paso a ser “Central Coloso, Incorporado”. Poseía 300 acres de tierra y utilizaba el sistema de colonos. En 1952 tenía una capacidad de molienda de 5 mil toneladas diarias la cual aumentó a 6 mil para el 1964.La Autoridad de Tierras de Puerto Rico la arrendó en el 1972 y compró en el año 1976. Fue la última de las centrales en cerrar operaciones, su última zafra fue en 2002.

En diciembre de 2013 se limpiaron 846 cuerdas de terreno en el Valle del Coloso en Aguada. El propósito era sembrar caña de azúcar y producir semillas de este fruto, en enero del 2014 el gobierno de Puerto Rico invirtió 9 millones en la siembre de caña de azúcar en 800 cuerdas de terreno.  A cuatro años después de esa primera fase, aunque se mantiene la siembra no se ha cosechado ninguna caña, entonces ¿Qué Sucedió?

El proyecto es en dos fases. La primera es la limpieza de los terrenos, surcarlos y sembrar la semilla de la caña, el cual se comenzó en el 2014 con una inversión del gobierno de 9 millones.  La segunda fase del proyecto consiste en la construcción de una nueva instalación de procesamiento de caña, para sustituir a la histórica central azucarera del Valle del Coloso, que ahora figura como proyecto para el municipio crear un Museo de la Caña.

La construcción del nuevo ingenio azucarero en la segunda fase conllevará una inversión de $60 millones.

En junio de este año en entrevista con un rotativo del pais, el Alcalde de Aguada, Jessie Cortés dijo, “Si el Gobierno me hubiera dado $5 de esos $9 millones que ya ha invertido, nosotros hubiéramos hecho la primera y hasta la segunda fase de este proyecto…”.

Nos preguntamos, ¿para que invierten 9 millones si no tenían los otros 60 millones que se necesitan para terminarlo?

Con la siembra de 20,000 cuerdas se crearían unos 1,300 empleos directos y casi 4,000 indirectos.  Las 20,000 cuerdas estarán divididas entre, al menos, 10 municipios a lo largo del oeste. El 80% de las tierras serán propiedad de agricultores privados, mientras que el restante 20% estarán a cargo de la Autoridad de Tierras.  Con el cultivo de estas 20,000 cuerdas, se producirán cerca de 800,000 toneladas de caña de azúcar, que se convertirán en 20.5 millones de galones de melaza para las destilerías de ron. Esta producción tendrá un valor de más de $51 millones y cubrirá cerca del 56% de la necesidad de miel de las destilerías del país.

El presidente de la Asociación de Agricultores de Puerto Rico, Héctor Iván Cordero, pidió al Departamento de Agricultura y la Autoridad de Tierras que permitan tanto a ganaderos de leche como de carne utilizar la caña sembrada en el Valle de Coloso en Aguada para alimentar el ganado.  La caña de azúcar tiene un alto contenido de carbohidratos y fibra que puede sustituir el pasto que escasea tanto en las vaquerías como en las fincas de ganado de carne a causa de la sequía, pero ¿qué paso con esa solicitud?, como toda gestión o idea buena, quedo en el olvido.

A pesar del reclamo, durante una vista el 7 de febrero en el Senado —en la que se debatió la Resolución del Senado 1228, que ordena a la Comisión de Agricultura, Seguridad Alimentaria y Sustentabilidad de la Montaña y Sur de Puerto Rico a investigar el plan de desarrollo de la industria de caña de azúcar para producir melaza para la producción de ron bajo las marcas locales Bacardí y Don Q— el director ejecutivo de la Compañía de Fomento Industrial, Antonio Medina Comas, adelantó que “antes de que termine el año fiscal, se informará la empresa privada seleccionada para el manejo del molino que procesará la caña de azúcar en el oeste de Puerto Rico”.

Este reportaje no ha terminado, aun esta la interrogante que no se ha contestado en el encabezado.  Le daremos seguimiento hasta tener la respuesta que el pueblo reclama.

- ANUNCIO -Informe Agrícola no se solidariza necesariamente con las expresiones vertidas en el artículo. Nos toca a todos, individualmente, estudiar la información y asumir postura al respecto.