Riego por goteo subterráneo; qué es y cómo instalar un sistema

Conozcamos las ventajas y desventajas del riego por goteo subterráneo.

0
246

El riego agrícola por goteo subterráneo (RGS) es la aplicación de agua bajo la superficie del suelo mediante emisores, con dosis de descarga en el mismo rango que el riego localizado superficial.

Es un sistema de riego a presión similar al riego por goteo pero donde la tubería se encuentra enterrada a una profundidad de entre 30-60 cm dependiendo del tipo de suelo, de su estructura y de la profundidad de las raíces. Actualmente son cada vez mas las instalaciones que se realizan con el riego a goteo enterrado.

Es necesario realizar estudios y una buena planificación de la instalación para calcular el desplazamiento horizontal del agua.

Antecedentes generales del riego por goteo en el huerto

Anuncio

Por su comodidad y sus ventajas en cuanto al uso de agua, el más común de los sistemas de riego automático es el riego por goteo. Este sistema:

– Supone un importante ahorro de agua ya que sale gota a gota y pasa directamente al suelo, siendo casi nada el agua que se evapora.

– Realiza un aporte de agua más constante (poca cantidad pero riegos más juntos), lo que reduce el estrés hídrico que pueden sufrir las plantas por diferencias en la cantidad de agua disponible en la zona de las raíces.

– Se adapta a cualquier clase de cultivo, pues la cantidad de agua aportada se programa en función de las necesidades de cada grupo de plantas y, además, está a ras de suelo por lo que no interfiere con el espacio de las plantas.

– No necesita que se realicen movimientos de tierra, como es el caso de otros sistemas como el de tuberías enterradas.

– Es más cómodo y menos trabajoso que cualquier sistema manual, lo que implica un importante ahorro de tiempo.

– Minimiza el lavado de nutrientes en el sustrato que se produce cuando el agua de riego los arrastra hacia abajo. Con el riego por goteo, tanto la velocidad del agua como la cantidad son demasiado bajas como para favorecer la pérdida de nutrientes.

¿Qué necesita tu instalación de riego por goteo?

Los componentes de la instalación son:

  • Un grifo o toma de agua.
  • Un cabezal de riego o programador. Este dispositivo, que suele funcionar con pilas, se conectará al grifo y será el encargado de abrirlo y cerrarlo según lo hayamos programado.
  • Un regulador de presión. No es indispensable pero es muy útil conectarlo a la salida del programador para que disminuya la presión a la que sale el agua del grifo (la  presión que necesitan los goteros es menor, por lo que así protegemos la instalación).
  • Red de distribución: tuberías con goteros integrados o un conjunto de tubos sin goteros en los que realizaremos orificios donde nos interese para poner en ellos goteros o boquillas difusoras.
  • Piezas auxiliares como llaves, codos para unir los tubos en curvas o ángulos, etc.

Riego por Goteo Subterráneo

Es un sistema de riego que utiliza una red de tuberías para distribuir el agua filtrada y  presurizada a las líneas emisoras que se encuentran bajo la superficie del terreno y junto a la línea de cultivo. Los emisores en línea aportan un caudal unitario por cada punto de emisión que suele estar comprendido en el intervalo 0,6-8 l/h.

El volumen de agua aportado bajo la superficie del suelo (la más cercana a las plantas) genera una distribución espacial de la misma denominada “bulbo húmedo”. La forma y tamaño de este “bulbo húmedo” es diferente a la del riego localizado superficial.

El agua se distribuye en todas direcciones por capilaridad condicionada por la acción continua de la fuerza de la gravedad.

La forma del “bulbo húmedo” depende del tipo de suelo, del caudal de los emisores y de la práctica de riego (duración y frecuencia de cada riego). Dependiendo de la separación de estos puntos, del caudal unitario, del tipo de suelo y la práctica de riego se pueden tener tantos bulbos húmedos como puntos de emisión o una única banda húmeda continua por cada línea emisora.

La localización en profundidad permite que la tubería no se encuentre expuesta en superficie y que el patrón de distribución de agua generado sea distinto con una reducida/nula área mojada en superficie cuando se realiza una práctica de riego adecuada. Todas las ventajas, económicas, agronómicas y ecológicas son inherentes a la localización en profundidad (no expuesta en superficie) y al patrón de distribución de agua generado bajo esta circunstancia (ausencia de agua sobre la superficie del suelo).

Tubería localizada en profundidad

  1. No expuesta a la radiación solar incidente.
  2. Posibilidad de realizar cualquiera tarea profesional y/o lúdica antes, durante y tras el riego.
  3. Paisajismo–El sistema de riego subterráneo permite no interfiere con el diseño visual y estético de parques y jardines. No hay elementos visibles.
  4. Seguridad–No hay elementos expuestos que se puedan dañar por causa fortuita. Ausencia de vandalismo.

Menor área mojada en superficie

  1. Menor evaporación. Mayor volumen de agua disponible.
  2. Menor concentración salina en la zona radicular activa.
  3. Ausencia de problemas derivados de los precipitados calcáreos.
  4. Disminución de la presencia de malas hierbas.
  5. Menos enfermedades.
  6. Permite el empleo de agua residual tratada y las aguas con un contenido en sales superior a los niveles de tolerancia en superficie.

Inconvenientes del riego por goteo subterráneo:

  • No permite la inspección visual. Este inconveniente se puede solucionar con una buena distribución de contadores de agua o medidores de presión.
  • Posible penetración de raíces en los goteros que producen obturaciones, así como absorción de partículas de tierra en los goteros y su obturación. Actualmente algunas gamas de goteros disponen de sistemas físicos que lo evitan.
  • Dificultades para realizar reparaciones en las tuberías enterradas. Por ello se debe efectuar la instalación con las máximas garantías.
  • Incremento en los costes de instalación y mantenimiento.

Consideraciones especiales en estas instalaciones:

  • Válvulas antivacío en las tuberías distribuidoras. Estas válvulas deben cumplir con dos requisitos: Extracción del aire de las tuberías en el tiempo de llenado y entrada de aire o acción de antivacío en el tiempo del vaciado de los laterales.

La ubicación de estas válvulas es de gran importancia para que puedan cumplir con su objetivo. La ubicación dependerá si el terreno tiene pendiente y si la pendiente es en subida o en bajada. En cualquiera de los casos como mínimo se deberá instalar una válvula tanto en la tubería distribuidora como en la tubería de lavado en el punto más alto de cada uno de ellos

  • Sistema de lavado de los laterales
  • Distancias más cortas entre goteros
  • Filtros de control en casos necesarios.
  • Emisores con características especiales: Debe ser antisucción para evitar la succión de partículas a través del gotero tras el cese del riego y debe ser muy resistente a obstrucciones y capaz de autolimpiarse en caso de entrada de suciedad al interior

Las ventajas mencionadas producen una reacción positiva en el cultivo incrementando los rendimientos obtenidos a través de una disminución de las situaciones de estrés.

- ANUNCIO -